Cómo hacer caviar de caracol

Cómo hacer caviar de caracol

Si estas preguntándote cómo hacer caviar de caracol, debes saber que el “Hélix aspersa máxima” es la especie preferida por los productores. Para su elección existen muchos motivos por ejemplo: su prolificidad, su gran resistencia y su gran adaptación a la cría controlada, ya que aproximadamente ponen de 190 a 250 huevos por puesta. Estos huevos sirven perfectamente para hacer caviar siempre y cuando se los trate bien. Producir caviar de caracol requiere de manos especializadas, ya que se hace necesario revisar los huevos uno por uno, lavarlos, ponerlos en salmuera, esterilizarlos, meterlos en la cámara frigorífica…Un proceso similar e igual de laborioso como el que requiere el caviar de esturión.

Aunque una gran mayoría de las personas jamás en su vida haya oído hablar de caviar de caracol, se lo produce desde hace más de 20 años. Los países de Este europeo fueron los pioneros, para luego pasar a Sudamérica y, finalmente, ser adoptado por Francia donde lo adaptó a su famosa cocina, de ahí arribó en España. Que la mayoría de los mortales no tengan noticias de él se debe a lo prohibitivo de su precio, un kilogramo tiene en coste de entre 6.000 y 10.000 €.

Cómo hacer caviar de caracol. Procedimiento

Cómo hacer caviar de caracol

Cómo hacer caviar de caracol

El procedimiento para hacer caviar de caracol es muy similar al utilizado con otros animales. Lo que hace que el producto resulte caro es la cantidad de mano de obra requerida para tratar los huevos uno por uno, algo asi como, unos 600 € o quizás más, un coste que supera con creces el de la producción del caviar de beluga.

Aquellos que están pensando en dedicarse a la helicicultura, deben saber que es una práctica bastante compleja. Si tomamos como muestra que una granja de pollos a los tres meses comienza a dar rentabilidad, con una de caracoles necesitaremos mínimo dos años. El primer año se va aprendiendo en cómo manejarse con estos animales, esto ocurre porque en España existen muy pocos expertos que enseñen como criarlos y muchos menos que enseñen cómo hacer caviar de caracol “el producto estrella de la helicicultura”.

Lo principal para la cría de caracoles y la producción de caviar es contar con un buen tipo de suelo que permita mantener la humedad apropiada.

El caviar de caracol es un manjar, de eso no quedan dudas (para algunos mal llamado de ese modo) son huevas de caracol previamente manipuladas y destinadas al consumo humano. También conocidas como las “Perlas de Afrodita”, por su gran poder afrodisíaco.

En nuestro intento de aprender cómo hacer caviar de caracol debemos saber que el “Hélix aspersa máxima” pone un algo más de un centenar de huevos, de unos 3 a 4 mm, esto nos indica que para producir un kilogramo de huevos van a ser necesarias unas 250 a 300 unidades reproductoras. Estos datos pueden sufrir variaciones en función del proceso reproductivo, los moluscos utilizados, y otros factores como la alimentación.

Dejando de lado denominaciones y diferentes consideraciones, se trata de un verdadero manjar que supo hacer las delicias de los paladares que lo han saboreado, estos afortunados aseguran que tiene cierto sabor a “monte” y su textura es maravillosa. Este derivado del caracol se encuentra en una fase expansiva y cada vez hay más interesados en su degustación y muchos otros que han visto una oportunidad de negocio y se preguntan cómo hacer caviar de caracol, que por cierto, tienen grandes posibilidades de éxito.

Este producto ya elaborado tiene un excelente precio de venta lo que hace que su producción resulte más que atractiva, si a esto le sumamos la escasa competencia nos encontramos frente a un verdadero nicho de mercado para emprendedores en búsqueda de diversificar sus productos.