mantenimiento y cuidados en la helicicultura

¿Quieres saber más sobre el mantenimiento y cuidados en la helicicultura?

Si estás leyendo este post, es porque probablemente estas en la búsqueda de las reglas o condiciones que debes tener en cuenta a la hora de practicar la helicicultura, por ello te presentaré algunos consejos para el mantenimiento y cuidados en la helicicultura.

Para empezar, te has preguntado… ¿Cuál es la alimentación ideal para los caracoles?

La alimentación ideal y balanceada que se ha comprobado se basa en hacer una mezcla de carbonato de calcio, harina de maíz y/o de trigo, hojas de coliflor, lechuga y zanahoria. Todo esto debes licuar con un poco de agua hasta que tome consistencia muy espesa.

Por supuesto que toda buena alimentación conlleva estrictas reglas de higiene, ya que un criadero en mal estado de conservación, puede afectar negativamente la salud de los caracoles, aún más cuando se deposita sus alimentos en esas condiciones y ellos la comen.

Por ello se debe emplear continuamente el mantenimiento y cuidados en la helicicultura, tal como lo es la limpieza de la caja, lavándola con agua como máximo 3 veces por semana y colocar su alimento recién licuado (alimento fresco).

Para tener un mejor control, hay que tener un promedio de cien caracoles por metro cuadrado, dicha la instalación puede ser dividida en varias agrupaciones de caracoles.

Por ejemplo en una sección los caracoles reproductores de baba, en otra sección los caracoles de engorde y así podrás agruparlos según su estado, fase o desarrollo.

La actividad de criar caracoles, y emplear el mantenimiento y cuidados en la helicicultura te permite comenzar un excelente negocio propio, ya que puede montarse un criadero en espacios reducidos y con una mínima inversión inicial.

Esta actividad puede generar una fuente de ingresos de forma continua si la manejas debidamente.

Si piensas comercializar caracoles, ya sea conchas, carnes o baba de caracol, es mejor que dispongas de otros espacios dentro del criadero para poder clasificarlos correctamente.

En el caso de querer generar la reproducción de baba de caracol, debes emplear el mantenimiento y cuidados en la helicicultura y disponer de otro espacio interno para purgar los caracoles y poder extraer su baba.

Para un criadero en pequeña escala, se puede optar por cajas de madera sin tratar, plástico o vidrio. Recubierta con una tela para crear media sombra y teniendo como minino 50 x 40 x 20 cm. (dimensiones de su largo, ancho y alto).

Estas pueden ser apiladas unas sobre otras y tener en tu criadero, varias cajas o varias clasificaciones de caracoles, según la cantidad de caracoles que se vayan reproduciendo y ampliar el negocio de criar caracoles.

Prosigo con explicarte más sobre el tratado de los caracoles reproductores de baba.

Para la obtención de esta, debes hacer la selección de caracoles que cumplan obligatoriamente con mínimo ocho meses de edad, (máximo cualquier edad).

Tambien no debes omitir que tengan más de siete gramos de peso, que no estén en periodo de hibernación, y que no tengan lesiones en su concha.

Si te estas preguntando ¿qué tiene que ver su concha con la baba?

Al tener algún desperfecto en su concha, significa que el caracol no se está alimentando bien y caduca de calcio en su organismo.

Lo cual no es conveniente porque la baba que pueda producir, no tendría activa las propiedades medicinales y curativas de la baba de caracol.

La calidad de la baba de un caracol depende, del estado físico de los caracoles y no solo de ella, cambien influye directamente el ambiente donde se desarrollan, su alimentación, clima, la temperatura, la higiene, es decir todo lo relacionado al mantenimiento y cuidados en la helicicultura.

Por esto mismo, los caracoles deben ser físicamente sanos y que no contengan fuertes olores.

Con tener caracoles seleccionados, que aprueben estas condiciones, la extracción de la baba es un negocio factible para comercializar.

Puedes ejercer el comercio cada vez que tengas la selección de caracoles, con el fin de llevarlos al proceso de purgación (que es cuando sometes a los caracoles aislados del resto de los demás) para evitar deposiciones que pudiesen contaminar la baba que van a reproducir.

Durante este proceso, se debe evitar restringidamente que se alimenten de comida durante un lapso aproximado de 7 días, (no les prohíbas el agua), luego debes llevarlos a otro espacio limpio o libre de contaminación, poder hacer la extracción y esterilizar la baba de caracol para luego comercializarla.

¿Te sientes preparado para emprender el negocio de la baba de caracol? Lee aquí cómo extraer la baba del caracol.

Finalmente para rehidratar a los caracoles sometidos a la extracción de su baba, debes colocarlos en un ambiente húmedo con mucha agua y deberán ser alimentados un poco más que lo habitual durante 3 días.

Espero que toda esta información te haya sido de gran utilidad, si tienes dudas o quieres emprender el negocio contáctame para ayudarte y asesorarte.

Mantenimiento y cuidados en la helicicultura

Opt In Image
Descubre Las 5 Claves Que Debes Conocer Para Tu Granja de Caracoles!
Aprende a montar tu granja...

Accede de forma gratuita a este reporte en PDF y recibirás información y artículos de interés en tu buzón de correo electrónico.