La helicicultura

La helicicultura al aire libre

La helicicultura al aire libre  permite comenzar un negocio propio, ya que puede montarse un criadero en espacios reducidos y con una mínima inversión inicial. Pero antes de este procedimiento se recomienda empezar a menor escala por ejemplo 10 caracoles, con el fin de ver sus resultados. No es aconsejable iniciar el proceso de cría para la comercialización, sin haber realizado varias experiencias que permitan conocer los tiempos del animal.

Hay numerosos aspectos a tener en cuenta a la hora de hacer La helicicultura al aire libre, es fundamental mantener un estricto control de la higiene, del alimento, los parámetros climáticos, hábitat, materiales, rutina de cuidados y tratamientos que debes atender.

Se requiere de tiempo y paciencia al emprendimiento de La helicicultura al aire libre, ya que se debe tener en cuenta con mayor grado de importancia el arranque, disponer el capital para invertir en la búsqueda y recolecta, el criadero, el procesamiento y finalmente hacer tu granja para criar caracoles.

Una vez emprendido la prueba de La helicicultura al aire libre  y ver éxito, se podrá arrancar con la elección para instalar un criadero al aire libre, la cual debe ser alguna zona con humedad regular, clima con buenas temperaturas y regulares lluvias. El terreno ha de ser calcáreo o neutro, de tierra blanda, sin piedras y con inclinación, para el drenaje y evitar algún encharcamiento.

Cuando las condiciones meteorológicas adormecen a los caracoles y les predisponen para que no se despierten ni salgan, debes activar el riego despertador asegurándote de que les llegue con seguridad. Es decir un sistema de regado por aspersión, con hileras de cultivo que cumplen el rol de hábitat aunado al regado de los alimentos cultivados para su nutrición.

Puedes elaborar un refugio para protección solar, a menos que el terreno sea sombreado, ya que de lo contrario, igualmente obligaría al caracol a protegerse de los rayos solares dentro de su caparazón, disminuyendo su actividad y productividad.

También puedes tapar los establecimientos ya creados con una manta térmica, esta tendrá no solo la función de proteger los establecimientos de las inclemencias del tiempo sino también para evitar que escapen, pero para evitar que se puedan salir lo recomendable es utilizar una malla anti fuga para criar caracoles que es lo más apropiado para dicho fin.

La cría de caracoles, requiere del cumplimiento de sus ciclos biológicos según las condiciones ambientales, naturales o artificiales, en las que se críen, cada quien puede ingeniarse un criadero para criar caracoles a su manera y a su presupuesto. Aunque se necesita la construcción de parques, recintos, invernaderos o bien conocidos como criaderos, con unas características determinadas que nos permitan su manejo controlado, a fin de conseguir un resultado final favorable en el proyecto.

Como ya debes saber, existen varios métodos de La helicicultura al aire libre  para la conformación de establecimientos, los cuales son 2 y menciono a continuación con sus ventajas.

  • Establecimiento externo o al aire libre:

El cual aporta menor capital de inversión es decir menor costo, aunque conlleva más tiempo pero es una opción viable para muchos emprendedores (con más rentabilidad).

  • Establecimiento de cultivo interior:

Donde los caracoles son llevados del mismo modo pero de una manera controlada y protege contra los ataques, es más caro que el de exterior o al aire libre, pero puede causar problemas relacionados con la humedad y la temperatura.

El sistema ideal para la cría del caracol no es La helicicultura al aire libre, sino más bien la helicicultura mixta, comprendida entre el sistema de aire libre en conjunto al sistema de cultivo en interiores. Porque éste método permite incrementar la cría, así como también permite adelantar los ciclos biológicos naturalmente sin afectar su desarrollo, es decir con el sistema de establecimiento mixto, se puede obtener un mayor provecho de los beneficios que ambos aportan.

Para el mantenimiento de este tipo de La helicicultura al aire libre, hay que montar 4 divisiones por establecimiento, entre los cuales uno de ellos será dedicado a los reproductores y los otros tres serán dedicados al engorde de los nuevos caracoles nacidos.

Para ello se debe ir formando el plantel de reproductores, para el cual existen dos caminos, el más recomendable, se trata de comprar reproductores con descripciones de edad y postura comprobada y/o certificada. Aunque de forma más económica, también factible, se puede recolectar los primeros caracoles de la naturaleza para formar dicho plantel y sea interior o exterior, se debe formar subdividido en comederos y en sistema productivo.

En cuanto a los comederos, el alimento debe ser colocado estratégicamente para que les sea más sencillo a los caracoles acceder a ellos, porque a los caracoles pequeños les cuesta más acceder a ellos, por ello es importante que la comida este distribuida por todo el recinto para que puedan llegar con facilidad.

En cuanto al sistema productivo, se debe apartar los caracoles de edad adulta que ya están listos para reproducirse. En un ambiente controlado y en un ambiente al aire libre. Fundamentalmente el sistema se basa bajo condiciones ambientales controladas natu-artificial para trata de adelantar unos meses la producción de los adultos, ciclo de engordes y disponer de las crías constantemente, es decir lograr rentabilidad.

La helicicultura al aire libre.

Opt In Image
Descubre Las 5 Claves Que Debes Conocer Para Tu Granja de Caracoles!
Aprende a montar tu granja...

Accede de forma gratuita a este reporte en PDF y recibirás información y artículos de interés en tu buzón de correo electrónico.