Criar caracoles Hélix Aspersa con un criadero casero

Criar caracoles Hélix Aspersa con un criadero casero

Por supuesto que sí se puede criar caracoles Hélix Aspersa con un criadero casero, ya sea para fines comerciales, para consumo (alimentación) o hobbie. Muchos toman la helicicultura como una posible entrada de dinero extra invirtiendo poco, ya que siempre ha sido una actividad económica, que no requiere mucho espacio.

Pero para empezar a buscar un lugar en nuestras casas para poder establecer un hábitat para nuestros caracoles, debemos regirnos por la condición más importante que es su temperatura, ya que la condición optima de confort del caracol durante su ciclo activo, se ubica mínimo en los 15ºc y como máximo 20ºc, puesto que por debajo los caracoles limitan su actividad y pueden morir.

En cuanto a la humedad lo ideal es que ronde cerca del 80%. Sobre todo desde el atardecer hasta el amanecer que es cuando los caracoles presentan una mayor actividad. Esto sería ideal para que el caracol quiera estar activo.

Pero durante sus períodos de hibernación, es necesario que el criadero casero que optemos para nuestros caracoles que sea de aproximadamente unos 7ºc. Esta temperatura es importante y necesaria para que los caracoles se encuentren dentro del rango de vida de forma sana y activa, porque ellos crecen, se desarrollan y se reproducen durante ese período.

Una vez ubicado el sitio adecuado según las condiciones climáticas anteriormente mencionadas, podremos criar caracoles Hélix Aspersa con un criadero casero, el cual puede ser de distintas clases, formas y materiales.

Por ello es muy importante encontrar un lugar correcto donde situar al caracol. No deben estar expuestos directamente al sol o grandes corrientes de aire, para evitar su deshidratación.

A menos que el caracol tenga suficientes sitio, objetos o plantas donde puedan esconderse, cubierto y mantenerse fresco. Es decir elementos que permitan al caracol darse paseos y ocultarse cuando lo desee. Emplea piedras, tejas, pedazos de ladrillo, maderas, ladrillos huecos o alguna piedra caliza, para que les sirva de refugio y se nutran de calcio.

A continuación te doy algunas opciones muy accesibles para que puedas criar caracoles Hélix Aspersa con un criadero casero, donde ellos puedan crecer, desarrollarse y multiplicarse como lo harían en su hábitat natural.

  1. Criadero de malla.

  • Materiales que debes conseguir:
  • Malla fina, preferiblemente que sea una malla anti fuga para criar caracoles, el tamaño varía según las dimensiones físicas del criadero.
  • Algunos palos de madera (preferiblemente que contengan las mismas dimensiones físicas), estos aportarán la estructura del criadero.
  • Tierra de jardín, la cantidad varía según el tamaño del criadero (estructura).

Con una malla y un poco de tierra húmeda, y unas maderas puedes construir el criadero, puedes conseguir unos 10 caracoles, que deberían ser suficientes para tener una buena cosecha en la siguiente temporada.

  1. Criadero en jarra, jarrón o botellón de vidrio.

  • Una botella o jarra de vidrio, el color debería ser transparente, para que se pueda evaluar las actividades diarias de los caracoles.
  • Tierra de jardín, la cantidad varía según el tamaño de la botella.

Este recipiente de vidrio debe ser preferiblemente de boquilla ancha y su forma general debe ser cilíndrica para su fácil manejo. El recipiente seleccionado, debe permitir una cómoda y correcta limpieza, el tamaño del recipiente dependerá del número de caracoles pero cuanto más grande, es más cómodo por lo tanto es mejor.

  1. Criadero en acuario o pecera de vidrio.

  • Un acuario de peces o pecera, limpia y vacía, la forma puede ser libre, cuadrada, rectangular, redonda, cilíndrica, entre otras.

El recipiente elegido, debe permitir una cómoda y correcta limpieza, el tamaño del recipiente dependerá del número de caracoles que se deseen cuidar, pero cuanto más grande ya sabes que es mejor.

Crecimiento, desarrollo y reproducción de los caracoles.

El caracol presenta un elevado crecimiento muy rápidamente en las primeras fases de vida, pero va disminuyendo a medida que se desarrolla hasta que se detiene en llegar a adulto.

Es difícil lograr que se reproduzcan, por ello lo lógico es que las condiciones y necesidades sean similares es decir, cualquier lugar que se parezca a su hábitat natural debería servir.

Ten cuidado cuando notes unos de los caracoles no se mueve o no come unos días. No te preocupes los caracoles son de hábitos nocturnos. Es más fácil verles en movimiento al amanecer y al anochecer.

Pero… cuando si en actividad nocturna aún no se mueven, posiblemente tus caracoles se encuentren en un ambiente toxico. Cuando sueltan baba llenas con burbujas es porque tratan de defenderse de algo nocivo que les rodea y les está afectando.

La presencia de sal o cobre puede ser mortal para ellos, así que procura limpiar cada par de días. Lo ideal sería limpiar cada día o cada dos, ya que de esta forma no limitaremos la actividad del animal.

Retirar los restos de comida para que no se estropeen será fundamental para su higiene y evitar su intoxicación.

No emplees productos químicos en su limpieza, lo mejor deja reposar por unas horas, frotar las paredes con agua será suficiente y secar muy bien, preferiblemente al sol, porque debemos evitar un exceso de humedad, para prevenir bacterias que pueden causar la muerte del caracol.

Y por último, en cuanto a su alimentación, te costará acostumbrar a los caracoles a comer harinas porque por su naturaleza, ellos comen multitud de verduras y vegetales. Se les puede dar lechuga, acelga, zanahoria o cualquier hierba, así como también puedes colocarles los desperdicios únicamente de vegetales que te sobren en la cocina.

Varía su dieta lo máximo posible, no conviertas su menú en una rutina, esto impide que se desarrollen bien, cualquier verdura puede gustarle y los puede nutrir muy bien, pero también puedes probar diversos alimentos para caracoles que venden en agropecuarias, tiendas de mascotas o tiendas naturistas.

Opt In Image
Descubre Las 5 Claves Que Debes Conocer Para Tu Granja de Caracoles!
Aprende a montar tu granja...

Accede de forma gratuita a este reporte en PDF y recibirás información y artículos de interés en tu buzón de correo electrónico.