Como montar una granja de caracoles
Get Adobe Flash player

Como hacer un criadero de caracoles

como hacer un criadero de caracoles

Qué variedad de caracoles criar

Existen distintos tipos de caracoles comestibles; algunos de ellos están presentes naturalmente en muchos países del mundo y por ello han visto difundida su comercialización, mientras que otras variedades resultan prácticamente exclusivas de ciertas zonas. Dependiendo de sus necesidades y capacidad de adaptación, ciertos moluscos son más costosos que otros. Veamos cuáles son las variedades entre las que se puede elegir al momento de establecer una granja.

El primero que hay que mencionar, por ser el más conocido, es el Helix Aspersa. En el ámbito doméstico es uno de los más comunes, y además ha alcanzado difusión en todo el mundo. Proviene del Mediterráneo, de las costas españolas y francesas, donde se lo conoce como “petit gris” o “zigrinata”. Por ser la especie que presenta mayor capacidad de adaptación a los distintos climas y se puede reproducir incluso hasta los 1000 msnm, hoy abarca el 70% del mercado internacional. En Estados Unidos, Francia, Brasil, Italia y España es la variedad que más se utiliza en los criaderos. Cada Helix Aspersa da al año un kilo de caracoles.

variedad de caracoles

variedad de caracoles

Por su parte, el Helix Lactea u Otala Lactea (mejor conocido como “caracol español”) es un molusco de color muy claro y puede alcanzar los 35 mm de tamaño, al menos en Estados Unidos y España, países en los que abunda naturalmente. Algunos expertos afirman que sabe mucho mejor que el Helix Aspersa. En otras latitudes hallamos el Helix Pomatia, el “caracol romano”. La especie vive originalmente en Francia, Rusia, una parte de Italia y Estados Unidos, siempre en zonas boscosas o viñas, lejos de las agresiones del viento y del mar. Este tipo de caracol puede criarse en alturas de hasta 1500 metros, aunque necesita muchos cuidados para su correcta aclimatación y su periodo de desarrollo es bastante largo.

Otro molusco que prefiere los bosques y regiones de cultivo es el Helix Lucorum, originario de casi toda Europa (excepto el oeste) y de Asia Menor. Es el que presenta mayor tamaño: su diámetro ronda los 45 mm. Uno de los que poseen la carne más apreciada es el Helix Aperta; este caracol vive en los Alpes Marítimos y en regiones costeras de Francia, Italia y África. Un último caso por demás curioso es el del Achatina Fulica: proveniente del África ecuatorial, parte de Asia y América, en ciertos países del mundo –como por ejemplo, Estados Unidos- su importación está prohibida porque se lo considera una plaga.

Reporte las 5 claves para tu granja de caracoles

variedad de caracoles

Sistema mixto de cría de caracoles

Sistema mixto de cría de caracoles

Sistema mixto de cría de caracoles

Si uno quiere tener controlada la explotación de caracoles, el sistema de cría mixto resulta ser el más adecuado principalmente por su menor coste en relación con el anterior, el sistema cerrado o intensivo, además de ser el más recomendado por los especialistas.

En España es un sistema muy utilizado y es característico por su proceso reproductivo, el desove y por la primera fase de la cría que es realizado en sistema intensivo y para el engorde del sistema abierto.

Este sistema está basado fundamentalmente en la modificación artificial de su Época de reproducción siempre y cuando en el invierno este bajo condiciones ambientales controladas –entre 80 y 100% de humedad y una temperatura de entre 15 y 18ºC-, con esto se busca adelantar algunos meses la reproducción de los adultos, logrando con ello la disposición de las crías a finales del invierno o inicios de la primavera, momento propicio para realizar tareas de engorde al aire libre o bien, en invernaderos siempre bajo condiciones climáticas naturales, con esto se consigue reducir el coste de los sistemas de climatización y de las horas de trabajo para el mantenimiento de los moluscos.

El sistema mixto de cría de caracoles tiene entre sus principales ventajas que durante las primeras etapas de su desarrollo, los caracoles permanecen a resguardo de sus depredadores, al igual que a los cambios de temperatura y la humedad, como sucede en el sistema de cría extensiva. También este sistema es mucho más barato que en la cría intensiva, esto se debe a que las dimensiones del recinto y su infraestructura son menores. Además, los productores no tienen problemas de espacio.

Productores españoles han logrado producciones en criaderos mixtos, de 70.000 kilos anuales de la especie Helix Aspersa.

De los tres sistemas descritos, en países como España y Francia se inclinan por el sistema cerrado debido a que no se dispone de suficientes espacios al aire libre.

Tanto por el clima y las caracteristicas del suelo resultan favorables para el desarrollo de la producción de caracoles. Además, que para llevar adelante este sistema se necesita de una mínima inversión. Así como, una limitada mano de obra, en contrario con lo que sucede con los sistemas cerrados donde la mano de obra es permanente.

En cuanto a la calidad de los caracoles es justo reconocer que el sistema de cría abierta resulta mejor que en los sistemas mixto o cerrado, principalmente por que se obtienen caracoles de mayor tamaño y  su caparazón resulta más dura.

Pero también es justo reconocer que si se escoge este sistema de cría hay que tener en cuenta sus aspectos negativos como ser:

Que la producción quedará sujeta a las variaciones climatológicas así como a un mayor riesgo de que sea atacada por los depredadores, teniendo como resultado un mayor porcentaje de mortandad que en los sistemas mixto o cerrado.

También es mucho más extenso el ciclo de producción, ya que la primera recolección de caracoles va a poder realizarse recién a los dos años del inicio de la actividad, mientras que en los otros dos sistemas se obtiene en el primer año.

Reporte las 5 claves para tu granja de caracoles

Sistema mixto de cría de caracoles

Comportamiento del caracol según la estación

Comportamiento del caracol según la estación

Para lograr una producción rendidora, manejando eficientemente nuestro criadero, tenemos que conocer bien el comportamiento de los caracoles a lo largo del año. Hasta que los animales están maduros para su venta, pasan por estados sucesivos de  crecimiento, reproducción e hibernación. Si queremos hacer funcionar la granja de manera inteligente, debemos comprender y respetar el ciclo de vida de los moluscos.

A lo largo del año, el caracol presenta diversos comportamientos que dependen de las condiciones climáticas de la estación y de la abundancia o escasez de alimento. Básicamente, las conductas se clasifican según la época del año en que nos encontremos. En primavera es cuando el molusco despliega la mayor parte de su actividad. Se trata de la etapa de la reproducción: las parejas se aparean, el animal coloca los huevos en la tierra y espera a que maduren hasta que finalmente nacen las crías.

En verano, el caracol continúa con su ritmo biológico normal hasta que la temperatura ambiental se eleva demasiado. Entonces el metabolismo del animal se ralentiza hasta entrar a la estivación. En la época estival -cuando se reduce la humedad y aumenta el calor- el animal se aletarga entrando en un proceso similar al de la hibernación: no se alimenta ni se reproduce y disminuye fuertemente su ritmo cardíaco. Esta fase puede durar hasta 40 días.

Luego, a la llegada del otoño el molusco vuelve a entrar en movimiento dado que las condiciones climáticas son menos agresivas. En invierno y con el descenso de temperatura, el caracol entra en fase de hibernación. Este estado se produce cuando las condiciones del medio le son adversas y por eso retarda sus funciones vitales. El animal busca un sitio tranquilo y resguardado de las inclemencias del tiempo; se adhiere a una superficie o cava un agujero en el suelo, y luego segrega un moco que se endurece al tomar contacto con el aire y que lo aísla del medio, protegiéndolo. Es importante considerar que mientras más pequeño es, mayores posibilidades tiene de morir durante este periodo, que en España suele prolongarse hasta por 4 meses.

Tomando en cuenta el comportamiento del caracol según la especie y considerando el modo de trabajo, se puede obtener una sola cosecha anual o dos, una en primavera y otra en otoño. De todas maneras, las variantes dependerán también de la zona donde esté establecida la granja y del sistema elegido para la crianza.

Reporte las 5 claves para tu granja de caracoles

Comportamiento del caracol según la estación

Exportar caracoles a Francia

Exportar caracoles a Francia

Cualquier helicicultor con algo de experiencia en el rubro, sabe que el mercado francés es el más amplio a nivel mundial; en ese país se consumen por año 50 mil toneladas anuales de caracoles. El tradicional sistema de recogida ya no resulta suficiente para abastecer las necesidades locales, y por ello Francia se vio obligada a importar el producto desde otros países. En este momento, cuando el sector de la cría y venta de moluscos comestibles se encuentra en auge, es una decisión sabia aprovechar la coyuntura y proveer de caracol al mercado francés.

Hay varias razones por las cuales resulta provechoso exportar moluscos a Francia. En primer lugar, las condiciones ecológicas de ciertas regiones de España resultan ideales para el buen desarrollo biológico del molusco. Mientras que en otros países, a pesar de ser grandes exportadores se deben hacer esfuerzos extras para garantizar las condiciones de cría adecuadas, en nuestro país lugares como Galicia o Asturias presentan el suelo y humedad ideales para que se desarrollen los animales.

Por otra parte, la nutrición de los caracoles no suele ser costosa. Se alimentan naturalmente con diversas plantas (rábano forrajero, alcachofa, col, etc.) o por medio de piensos elaborados. Estos pueden ser realizados por el mismo productor, mezclando una serie de harinas, cereales y suplementos. Así, comenzar con el negocio de los caracoles puede no requerir una inversión desmesurada de dinero, y en contrapartida rendir buenas ganancias en poco tiempo. Los expertos aseguran que más que capital, lo que se necesita es tiempo para dedicar a la granja; aparte, si las condiciones naturales del ambiente son favorables no habrá que adquirir sistemas de climatización extra.

Además, en este momento (y al contrario de otros países europeos, donde la actividad cuenta con una trayectoria más antigua) no existe en España ninguna reglamentación sobre la recolección, crianza y venta de caracoles. Por eso el negocio –al menos por ahora- otorga amplia libertad en sus prácticas al helicicultor. Con respecto a la exportación, en este momento es absolutamente legal, y desde Francia se están importando caracoles vivos desde distintos lugares. Así, todos los moluscos comestibles que se críen -siempre que se encuentren en óptimas condiciones- se venden sin ningún problema.

Incluso, según el sistema de cría que se implemente el productor es capaz de abastecer regularmente durante todo el año la demanda del mercado internacional. Y en vistas de que el consumo crece cada vez más, el futuro del negocio se presenta sumamente alentador. Aparte, teniendo en cuenta que los costos se compensan gracias al gran rendimiento económico de las explotaciones, los caracoles se pueden vender a precios competitivos.

Reporte las 5 claves para tu granja de caracoles

Exportar caracoles a Francia

 

como iniciarse en la cria de caracoles - Consejos para iniciarse en la cría de caracoles

como iniciarse en la cria de caracoles

como iniciarse en la cria de caracoles

Que los caracoles andan por la vida a un ritmo lento todos lo sabemos, pero si estás planteándote montar una granja para dedicarte a la cría y engorde de estos moluscos antes deberías plantearte algunas preguntas y ver si cuentas con los mínimos requisitos para comenzar con este proyecto, sino es así, deberías ver de solucionarlo antes de avanzar con la idea.

Cuestiones de tiempo

Como dijimos al comienzo los caracoles avanzan a ritmo lento quizás por eso una granja necesita de mínimos cuidados. Tenerla para después de un tiempo dejar de atenderla irremediablemente nos conducirá al total fracaso económico y personal.

En España las granjas funcionan desde mediados del mes de marzo hasta mediados de octubre, antes y después de esos meses, permanecen cerradas. Si bien las granjas no tienen horarios fijos, deben estar preparadas con la alimentación, recibir sus cuidados, etc. antes del crepúsculo (atardecer).

Supongamos que montaste una granja de unos 1.000 m2. Debes saber que este tipo de granja va a requerir de unas 2 horas diarias para su mantenimiento, también debes saber que cada 15 días tendrás que recoger los caracoles tarea que va a demandarte dos jornadas de 8 horas (base 1 persona).

Preparando el terreno

La preparación y ubicación del terreno donde vas a instalar tu granja para la cría de caracoles es una cuestión de vital importancia si quieres conseguir tu objetivo. Huelga mencionar que si elijes montarla en medio del desierto, poco o nada podrás hacer.

El lugar a buscar debe estar protegido del viento lo más posible, si se trata de una zona sombría –con árboles que impidan el paso de la luz solar o una ladera- durante gran parte del día, y si además está zona es de humedad relativamente elevada, mucho mejor, este es el entorno ideal para criar caracoles.

Si el terreno dispuesto para la granja se encuentra sobre una ligera ladera es perfecto puesto que va a facilitar el drenaje del agua, si por el contrario el terreno es inundable o poco absorbente, los caracoles no querrán quedarse. Si eliges algún tipo de terreno pedregoso va a resultar difícil lograr una buena capa vegetal, algo que resulta indispensable para desarrollar tu negocio de cría de caracoles. Otro aspecto a considerar es la distancia de la granja en relación al lugar donde vivimos. No tienes que olvidar que va a ser tu lugar de trabajo por lo tanto cuanto más cerca se encuentre mucho mejor. Tener que movilizarse a diario tiene sus costes.

Va a resultar de suma importancia para comenzar bien tu emprendimiento contar con una buena capa vegetal, lo más aconsejable es realizar un análisis del suelo para ver su PH (resultado de la relación entre las concentraciones de H+ y OH-), su composición y al menos tener idea de la población de parásitos, bacterias, etc. que tiene, y si es necesario antes de comenzar equilibrarlo. Incluso si el terreno tiene una leve pendiente no sucede nada.

Deberás estar atento de manera especial durante el tiempo de producción de la granja, de la vida vegetal ya que ella es la que proporciona el alimento de tus alevines –crías recién nacidas-, pero esencialmente es la que colaborara en la creación del microclima ideal, además de la sombra, aireación, la protección del viento, etc.

Importancia del agua

Aunque pueda resultar una obviedad, la explotación de una granja de caracoles va a necesitar de una cierta cantidad y calidad de agua (unos 6 m3 cada 1.000 m2 de terreno por hora de riego), y debe tener una presión de entre 0.5 y 1.5 kg/cm2.

Si va a ser agua tomada de la red pública puede tener una cierta cantidad de cloro, y si por caso proviene de depósitos aéreos o pozos, va a ser conveniente realizar una desinfección para eliminar algas, bacterias o diferentes tipos de mohos.

como iniciarse en la cria de caracoles

Si puedes disponer de estos tres recursos, estás en condiciones de plantearte seguir adelante con el proyecto de cría de caracoles, después toda duda o problema que vaya surgiendo, podrás consultarlo en nuestro sitio.

Reporte las 5 claves para tu granja de caracoles

Como iniciarse en la cría de caracoles

 

Ciclo reproductivo de los caracoles

Los caracoles terrestres pueden reproducirse una vez se haya cumplido el primer año de vida, y la pareja de moluscos tiene que ser de la misma especie; no es posible el apareamiento entre especies distintas. Por lo general, el tiempo de cópula es de 20 minutos, aunque el proceso de fecundación de los óvulos tarda hasta 10 o 12 horas. Una vez fecundados los óvulos, cada molusco tarda un lapso de entre 15 y 20 días para hacer la postura de sus huevos.

El animal los coloca en un nido en la tierra fabricado por él mismo con la cabeza, ahondando en el suelo. El hueco resultante tiene una profundidad de entre 3 y 6 cm.; el caracol se introduce dentro con sus huevos, dejando fuera una parte del pie para poder salir más tarde. El tiempo que permanece haciendo esta tarea es entre 24 y 30 horas, es decir, prácticamente un día. Dependiendo de la especie, cada molusco es capaz entre 150 y 200 huevos. Luego viene el periodo de incubación, que toma dos semanas como mínimo y puede alcanzar el mes. El lapso de tiempo varía no solo según la especie sino también las condiciones climáticas del lugar.

ciclo reproductivo de los caracoles

ciclo reproductivo de los caracoles

Es importante que la tierra se mantenga húmeda durante la incubación. Pasada esta etapa, la cría tiene que salir del nido; a partir de la eclosión de los huevos, transcurren entre 3 y días hasta que los nuevos caracoles suben a la superficie del suelo. Apenas nacen ingieren la membrana del huevo, que contiene numerosos nutrientes vitales, entre ellos calcio y proteínas. Para salir al exterior van royendo la tierra, ingiriéndola. Poco a poco dejan el nido para buscar comida; los primeros días suelen regresar al nicho y, aunque no se entierran otra vez, permanecen cerca de él.

Ciclo reproductivo de los caracoles

Los caracoles son capaces de poner crías una vez por mes. Para que la reproducción alcance los niveles deseados, se recomienda contar con al menos dos habitáculos, uno para las crías y otro para los animales adultos. La superficie donde permanecen nunca debe estar seca; en este sentido, es aconsejable pulverizar la zona con agua por lo menos una vez cada dos días, y siempre durante la noche. Además del alimento, las crías van a buscar agua, por ello es importante asegurarse de que los animales tengan cerca un sitio para beber.

En España, y debido a las condiciones de nuestro clima, el acoplamiento y la deposición de los caracoles se produce dos veces al año. Las estimaciones indican que por cada molusco en acoplamiento se produce una deposición de entre 40 y 80 huevos, aunque en la realidad se producen periodos de esterilidad momentánea por diversos factores. El ciclo de reproducción varía según el clima, altitud, ubicación geográfica de la granja y además, en función de la especie empleada en el criadero. De manera general, en el norte y centro se produce en marzo y octubre; en el sur, en febrero y noviembre. En cambio, en las islas el periodo de reproducción se mantiene en primavera, otoño e invierno.

Reporte las 5 claves para tu granja de caracoles

Ciclo reproductivo de los caracoles

Depredadores del caracol

Al momento de instalar una granja de caracoles, tenemos que asegurarnos bien de contar con la protección adecuada contra los animales, hongos y agentes patógenos que pueden perjudicar la salud de los moluscos. Pero para eso, antes que nada es necesario conocer cuáles son los posibles predadores y parásitos del caracol.

En primer lugar podemos detectar merodeando por los alrededores a los “predadores mayores”, animales llamados así en función de su tamaño. Estos son: zorros, hurones, ratas, puerco espines, conejos silvestres, jabalíes, topos, gatuñas, tejones, musarañas y todas las aves en general. En segundo lugar, otros animales que pueden buscar los caracoles para comérselos son los sapos, lagartijas, lagartos, culebras, ciempiés, luciérnagas y pulguillas negras.

Depredadores del caracol

Depredadores del caracol

Por otra parte, pueden  causar daños colaterales los perros y los gatos. Hay que tener cuidado con estos animales, porque si vivimos cerca de nuestro lugar de trabajo posiblemente los tengamos cerca de la granja o los llevemos con nosotros.

Depredadores del caracol

Es mejor mantenerlos alejados del lugar donde se crían los caracoles; no van a buscarlos para cazarlos, pero pueden arruinar el suelo con sus pisadas, defecar en lugares inadecuados o arrancar plantas.

Asimismo debemos hablar de las especies que entran en competición por la vida con los moluscos y de los parásitos. Entre los primeros se encuentran los caracolines de otras razas, limacos, milpiés, babosas, tijeretas, la mosca de la col, pulgones y hormigas.

Estos seres se nutren de los mismos alimentos que los caracoles, y si se encuentran en el mismo medio probablemente mermen las plantas disponibles para aquellos.

Además, es probable que algunos de ellos porten enfermedades contagiosas. En cuanto a los parásitos, existen arañas muy pequeñas que se adosan a los caracoles y les succionan la sangre, causándoles anemia.

Depredadores del caracol

Reporte las 5 claves para tu granja de caracoles

Caracol Gigante de Nigeria

Los caracoles son animales delicados que vienen en diferentes categorías y especies. Hay caracoles tan insignificante que necesitaría una lupa para tener una mejor vista de ellos, mientras que hay otros tan grandes que podían llenar toda la palma de la mano de un ser humano adulto.

 

Caracol Gigante de Nigeria

Caracol Gigante de Nigeria

Los caracoles son invertebrados con cuerpos blandos que están cubiertos con cáscaras duras. Ellos pertenecen a un grupo de animales conocidos como los moluscos. Algunos otros miembros del grupo de los moluscos son babosas, los mejillones y las ostras. Hay muchas especies de caracoles terrestres comestibles, pero las especies más populares de interés económico son los caracoles gigantes africanos del oeste que son científicamente conocido como Archachatina marginata y Achatina Achatina.

 

Estos caracoles gigantes abundan en la naturaleza, pero hoy en día, es común criarlos en granjas y los venden a precios rentables.

 

La cría del caracol ha resultado ser una empresa muy rentable debido al aumento de la demanda de carne de caracol que ha sido médicamente demostrado ser muy baja en grasa y colesterol, dos cosas que se encuentran comúnmente en otros tipos de carne.

 

Valor científico de carne de caracol

La carne de caracol también se cree que es muy rica en proteínas. Además, los expertos médicos y nutricionistas han revelado que los rangos de contenido de hierro de la carne de caracol de 45 a 59mg/kg. Como se mencionó anteriormente, es bajo en grasa (0,05 a 0,08 por ciento) y que contiene casi todos los aminoácidos necesarios para la nutrición humana.

 

Además del valor nutricional de carne de caracol, estudios recientes sugieren que algunas determinadas sustancias producidas a partir de las glándulas de caracoles comestibles causan la aglutinación de ciertas bacterias, lo que podría ser muy útil en la lucha contra una variedad de dolencias que incluyen la tos ferina.

 

 

“Es comprensible que algunas personas se abstienen de la carne de caracol.

Oportunidad de mercado ilimitado

caracol-gigante-de-nigeria-2Se desprende que existe un comercio internacional floreciente de caracoles en América del Norte y Europa. Por ejemplo, en Francia, el consumo anual de carne de caracol es de aproximadamente cinco millones de kilogramos, más del 60 por ciento de los que se importa. El consumo anual estimado en Italia es 306 millones de caracoles. En África occidental, la carne de caracol ha sido tradicionalmente un ingrediente importante de muchas personas. En Côte d’Ivoire, por ejemplo, se estima que 7,9 millones de killogrammes se consume anualmente. En Nigeria, a pesar de las cifras de consumo son difíciles de obtener, es evidente que la demanda supera a la oferta.

Reporte las 5 claves para tu granja de caracoles

Caracol Gigante de Nigeria

bebe caracol - eclosion

Caracol bebé | Eclosión y vida temprana del caracol

Los huevos empiezan a eclosionar a partir de 24 horas en adelante, en algunas especies, con factores adicionales de cuánto tiempo han estado almacenados internamente y la temperatura ambiente y del suelo. Los huevos no eclosionan necesariamente uniforme, y esto es más notorio en las especies que tienen un largo período de gestación (tal vez 4 semanas). El primero puede ser de 10 días o más en frente del grupo principal, con un poco de tomar notablemente más largo.

 

El embrión , después de haber ingerido la albúmina, sigue abriendo la cáscara de huevo, la erosión de este y el debilitamiento de la pared. Una  Vez  cuando un agujero se puede ver en la cáscara del huevo justo antes de las escotillas del ocupante. En esta etapa, la presión y el movimiento por el embrión dividen el huevo. El embrión continúa rompiendo la cáscara.

La ingestión de la cáscara del huevo parece ser un elemento importante en el desarrollo de los caracoles.  Esto puede ser debido solamente a la necesidad de carbonato de calcio natural.

Los caracoles recién nacidos a menudo permanecen enterrados durante un máximo de 14 días, presumiblemente mientras se procesan y existe el sustento que les proporciona la concha. A partir de ese momento, los caracoles jóvenes se comportan casi exactamente igual que los de mayor tamaño que crecen rápidamente. No hay ningún cambio en la fisiología de cualquier tipo, la nueva cáscara se agrega a la concha del labio y la concha crece en espiral.

Reporte las 5 claves para tu granja de caracoles

Caracol bebé | Eclosión y vida temprana del caracol

Siguenos:
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
Guia todo sobre la cria de caracoles